Compartir

Nos encontramos ante una escultura de bulto redondo, realizada en diorita y tallada a partir de un bloque. Actualmente, por encontrarse expuesta, no está adosada al muro; aunque originalmente sí lo estaba en el templo del valle. La presencia del bloque de piedra a partir del cual fue realizada, es muy importante, ya que la figura humana se encuentra fuertemente sujeta a la masa cúbica que conforma el trono de Kefrén.

Los antiguos escultores egipcios partían de un bloque cúbico de piedra para realizar las esculturas de bulto redondo. Grababan una cuadrícula sobre cada una de las caras y sobre estas, realizaban en cada lado del cubo, el dibujo correspondiente al aspecto que debía presentar la escultura finalizada vista desde ese lado. La figura humana era dibujada de acuerdo a ciertas proporciones que respetaban estrictamente.

Esta técnica de trabajo imprime una marcada ortogonalidad a la escultura final e impone ciertos límites a la forma, ya que impide tallar siguiendo ejes oblicuos o sinuosos, dando por resultado figuras hieráticas y rígidas.

La vista principal de la escultura es la frontal. Presenta una frontalidad estricta ya que los aspectos fundamentales de la escultura aparecen en su parte anterior. Por otra parte, la postura de la cabeza y del cuerpo están alineadas hacia el frente y no presentan inclinaciones, giros o torsiones. Un elemento fundamental a tener en cuenta es la dirección de la mirada del faraón que se encuentra fija hacia adelante y en el infinito, acentuando la frontalidad de la pieza.

El aspecto de la escultura es absolutamente compacto. Predominan los espacios positivos o convexos. Los espacios negativos o cóncavos resultan ser poco profundos y no se observan huecos o perforaciones que atraviesen la piedra de lado a lado. Tanto la figura humana como el trono forman parte de un único bloque y se encuentran sólidamente unidos. Como veremos más adelante, estas características influirán tanto en la luz como en la dinámica de la obra. No hay relaciones, la escultura está en un estado de aislamiento, cada una de sus partes está encerrada en sí misma.

Artículo: Moisés González Sucías.

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.