Compartir

La pieza fue hallada en el año 1860, por el egiptólogo francés Françoise Auguste Ferdinand Mariette (1821 – 1881), en una fosa enlosada del Templo del Valle, Guiza y representa a Kefrén, cuarto faraón de la dinastía IV, reinando de c. 2547 a 2521 a. C.

En la Lista Real de Abidos lo titulan Jafra y en la Lista Real de Saqqara Jaufra. El Canon Real de Turín da 20 años de reinado. Manetón lo denomina Sufis II y le asigna 66 años de gobierno. Hijo de Jufu y Henutsen; estaba casado con Meresanj III, hija de Kauab y depositaria de los derechos dinásticos, con Jamerernebty I, madre de Menkaura, y con Jamerernebty II.

Heródoto relata que Kefrén era hermano de Keops, reinó 56 años y que en su época todos los templos estaban cerrados al culto y Egipto se encontraba en la mayor indigencia, siendo detestado por los egipcios. Según Heródoto mandó erigir la segunda pirámide de la meseta de Guiza, datada cerca de 2520 a. C (Altura 143,5 m, base 215,25 m, pendiente 53º 7’ 48”), de la que quedan el núcleo pétreo y restos del revestimiento original, en piedra caliza, cerca del vértice, y una hilada, de granito, en la zona inferior. Dispone de cámara Real con sarcófago de granito rosado, donde Giovanni Battista Belzoni encontró, en 1818, unos huesos de vaca.

También se le adjudica la Gran Esfinge, el templo funerario, el Templo del Valle, una pirámide subsidiaria, cinco fosos de barcos y la calzada procesional. Ordenó construir la tumba de Jamerernebty I en Guiza, próxima a la pirámide.

Artículo: Moisés González Sucías

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.