Compartir

Mitos y leyendas pueblan la Historia del antiguo Egipto…Una de las más conocidas por todos los amantes de su historia es la lucha entre dos dioses, Horus, hijo de Isis y Osiris, y su tío Seth. Los antiguos egipcios situaron esta batalla, ganada por el poderoso Horus, en Edfu, ciudad situada en la orilla oeste del Nilo y a unos 100 km al sur de Tebas (Luxor). El nombre actual con el que conocemos la ciudad viene de su antiguo nombre Djeba (Etbo en copto) que significa ”El lugar del castigo”, ya que los enemigos del dios Horus eran conducidos a este lugar y allí eran castigados.

En este emplazamiento se edificó, en época ptolemaica, un templo dedicado al dios Horus de Behedet, deidad a la que se adoraba en este lugar desde el predinástico. Construido en piedra arenisca, y edificado sobre un montículo natural de arena y rocas en medio de la llanura aluvial (lo que provocaba que durante la crecida se transformara en una isla en medio de las aguas de la inundación), es el templo más completo y mejor conservado de Egipto, y uno de los más grandes con 137 m de longitud y 79 deanchura.

Alrededor del templo ptolemaico aún quedan restos de edificaciones, e incluso necrópolis, que datan del Reino Antiguo y del Primer Período Intermedio, pero no es esto lo único que conservamos en el lugar… Antes del templo actual existía en el mismo emplazamiento un templo del Reino Nuevo, del cual aún permanece el pilono del mismo empotrado en uno de los laterales del patio del templo ptolemaico. Este templo, más pequeño que el actual, tenía orientación este-oeste; para el templo ptolemaico, sin embargo, realizan un giro en la construcción y colocan el templo paralelo al Nilo, orientado de norte a sur.

Además de su buen estado de conservación, lo que nos permite hacernos una idea de cómo eran otros templos egipcios, los muros del templo de Horus en Edfu son una excelente fuente de información para los egiptólogos, ya que en ellos se grabaron tanto las típicas escenas cosmogónicas, como otras menos conocidas, como son el funcionamiento del templo y los distintos papeles que desempeñaban en él los sacerdotes, así como el momento y el lugar de cada ceremonia en su interior. También en sus paredes aparecen las fechas exactas del comienzo de su construcción y de su inauguración; las obras dieron comienzo el 23 de agosto de 237 a.C., bajo el gobierno de Ptolomeo III, y el 5 de diciembre de 57 a.C., bajo el mandato de Ptolomeo XII (padre de la famosa Cleopatra VII) se inaugura el templo.

Artículo: Sandra Pajares Sotillo

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.