Situada al oeste de Alejandría en el extremo occidental del lago Mareotis. El nombre de Taposiris Magna designa tanto una ciudad como un templo del antiguo Egipto, lugar elegido por Ptolomeo II. Según Plutarco, el templo indica la tumba de Osiris (cuya traducción es Taposiris Magna), y desde Estrabón hasta Procopio ya subrayaban la importancia económica y administrativa de la ciudad.

El asentamiento arqueológico, atestiguado desde el siglo III aC. hasta principios del VIII dC., debe su fortuna a su ubicación estratégica, entre el Mediterráneo y el lago, en una región próspera en la antigüedad, el Mareotis, y a su papel como puerta de entrada a la Cirenaica y como esclusa en el complejo portuario del lago de Alejandría.

Sus instalaciones lacustres son incomparables en la costa norte por su medida y complejidad: un canal artificial que corre de este a oeste, un dique de 2 km de longitud, un muelle de piedra de más de 200 m de largo una torre y múltiples estructuras como una calzada.

A pesar de la importancia del yacimiento, la parte mas visitada, la que llama mas la atención son los monumentos de la ciudad alta (el Templo de Osiris, la Torre de los Árabes o Faro y las tumbas).

Artículo: Bartomeu Egea Resino

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.