Anubis. Iconografía, mito y ritual del cánido del Inframundo

En el Egipto de la antigüedad muchas deidades tomaban la forma de animales de diferentes clases, tanto reptiles o felinos, como aves y peces. Desde algunas de las fuentes clásicas se veían como auténticos y repelentes monstruos, lo cual dificultaba la comprensión de la ritualidad religiosa de esa antigua cultura. Desconcertante o aberrante costumbre (especialmente desde la perspectiva romana), llamaba sobremanera la atención de las mentes de la Roma antigua. Ignoraban el significativo rol que los animales y, en consecuencia la observación de su diversificado medio natural, jugaban en el sofisticado sistema de creencias egipcio.

En la obra La Asamblea de los Dioses, Luciano de Samosata hace dialogar a Zeus y Momo sobre las divinidades animales de los egipcios. Momo se burla de ellos y Zeus admite que es una vergüenza su costumbre, aunque reconoce que los animales implican aspectos simbólicos. En el fondo, no obstante, los animales consagrados a dioses griegos (la paloma a Afrodita, el cuervo a Apolo, la lechuza a Atenea) conforman un recurso semejante, aunque no haya imágenes teriomórficas en los cultos. Asimismo, Filóstrato, en Vida de Apolonio de Tiana, también debate sobre las imágenes, contrastando las griegas, encantadoras y hermosas, con las egipcias, ridículas, innobles e irracionales por incluir en ellas animales.
En términos generales podría asumirse que los extraños comportamientos animales, poco o nada comprensibles, adquirirían una dimensión sobrenatural y, por lo tanto, se aplicarían, de una forma lógica, al mundo de lo divino.

Muchos animales, aunque no fuesen considerados sacros por ellos mismos, se asociaban a formas cultuales (Sobek, Bastet, Haroeris, Horus, Hathor, Apis), siendo muchas veces objeto de sacrificio. Así, muchos animales sacrificados y momificados pudieron ser adquiridos por devotos para presentarlos como ofrendas. Uno de los casos más renombrados es el de los ibis, babuinos o los gatos embalsamados.

Artículo: Julio López Saco.

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.

Egipto abre sus tumbas de manera virtual

Pasear entre los pasadizos de algunas de las tumbas de los faraones del Antiguo Egipto ya es posible, después de que Egipto haya lanzado hoy una iniciativa para abrir sepulcros de manera virtual y así animar a que la gente se quede en casa durante la crisis del coronavirus.

Entre la suspensión de vuelos internacionales y el cierre de museos y sitios arqueológicos, disfrutar de las maravillas de los faraones es ahora un sueño difícil de alcanzar, por lo que Egipto ha inaugurado la primera visita virtual a la tumba de Menna, una pieza que forma parte de la necrópolis de la antigua Tebas, ubicada en la orilla occidental del Nilo en la ciudad monumental de Lúxor.

El sepulcro, perteneciente a la XVIII dinastía (1550 y 1295 a. C.), es «una de las tumbas más bellas y mejor preservadas», según el Ministerio de Turismo y Antigüedades egipcio, que ha lanzado por primera vez esta iniciativa bajo el lema «Vive Egipto desde casa. Quédate en casa. Mantente a salvo». «Al estar cerrados los museos y los lugares históricos, el objetivo es que la gente mantenga la pasión y el interés por los sitios históricos» de Egipto, dijo la asistente del ministro de Turismo y Antigüedades, Eman Zeidan.

Zeidan remarcó que la iniciativa, lanzada como una medida para hacer frente a la propagación del coronavirus, fue posible gracias al «material que ya tenían preparado y explicado los organismos de investigación de egiptología». Asimismo, añadió que dará la bienvenida a todas aquellas instituciones o fotógrafos amateur que quieran compartir su contenido con el Ministerio para que pueda ser incluido en las próximas iniciativas.

La asistente dijo que «cada semana» se irán abriendo nuevos monumentos al público en un formato virtual, con explicaciones de las piezas y visitas guiadas de la mano de guías turísticos egipcios, un sector severamente afectado por la pandemia. Añadió que el proyecto durará «lo que lo haga esta circunstancia especial por el coronavirus». Zeidan dijo que el Ministerio no tiene intención de revelar cuáles serán los próximos sitios que vayan a ser abiertos virtualmente en las próximas semanas para que los usuarios de las redes sociales estén pendientes del anuncio sobre el siguiente monumento expuesto.

Así, la tumba de Menna es la primera pieza de este nuevo proyecto, impulsado por el Gobierno egipcio en colaboración con el American Research Center in Egypt, que ha contribuido a proporcionar contenido y desarrollar una inmersión completa a los tiempos de los grandes faraones y reyes del Antiguo Egipto. El sitio web dispone de herramientas para ver los planos de las tumbas, hacer un recorrido en 3D entre los pasadizos e incluso incluye un sistema de realidad virtual, y se puede visitar en: https://my.matterport.com/show/?m=vLYoS66CWpk

Artículo: EFE

Tutankhamón: La tumba y sus tesoros

Cuando aquel noviembre de 1922 el arqueólogo británico Howard Carter (1874-1939) pronunció la frase que lo inmortalizó: ’’Veo cosas maravillosas’’, ni él mismo era consciente de la magnificencia del descubrimiento que acababa de hacer. Ante sus ojos y durante 9 temporadas de excavación pasaron más de 5000 piezas correspondientes al ajuar funerario de un faraón del Antiguo Egipto, el joven Tutankamón que vivió a finales de la célebre dinastía XVIII (circa 1321-1311 a. C.)

97 años después, en 2019, regresa a Madrid (ya la pudimos ver en 2010-2011) la exposición “Tutankhamón, la tumba y sus tesoros”, que nos ofrece un recorrido diferente e innovador, y nos transporta a 1922 para ver la tumba tal y como Carter la descubrió, gracias a la recreación de las 3 cámaras principales de la sepultura, así como a una serie de réplicas de piezas destacadas del tesoro del joven monarca.

Los objetos, más de 1000, han sido realizados con el mayor de los esmeros por artesanos egipcios a partir de fotografías del hallazgo y de los propios objetos originales, y permiten al visitante convertirse en un espectador privilegiado y poder participar de la emoción del descubrimiento.

La exposición, propiedad de SC Exhibitions, se encuentra duplicada, por lo que siempre hay dos muestras viajando por el mundo. En estos momentos aparte de en Madrid, se encuentra expuesta también en Budapest hasta el próximo 1 de marzo.
En Madrid se halla ubicada en el “Espacio 5.1” de IFEMA, y está dividida en 4 ámbitos bien diferenciados que podríamos identificar como: contexto general, audiovisual, reconstrucción de la tumba y exposición en sí.

Artículo: José Antonio Moya Vargas

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.