Compartir

El Collar fue encontrado en la zona del Valle de los Reyes dentro de la tumba de Tutankhamón en el año 1922 por Carnarvon y Carter. Se denominó a las pertenencias del faraón como el “Tesoro de Tutankhamón”, dentro de sus objetos se halló este famoso Collar que representa a Tutankhamón entre los dioses Path y Sekhmet, de allí su nombre. Este suntuoso y valioso collar se encontraba guardado en un cofre de madera con incrustaciones en ébano y marfil. La obra fue realizada en el periodo de la Dinastía XVIII durante el reinado de Tutankhamón (1333-1323 a.C.) destinada al uso exclusivo del faraón.

La pieza está elaborada con oro, cuarzo, plata, pasta vítrea, calcita y electro. Se la denomina collar pero está catalogada como un pectoral de 11.5 cm de altura, 14.1 cm de anchura; posee un contrapeso de 8.4 cm de altura y 7.8 cm de anchura.

La joya está compuesta por un pectoral calado que cuelga de un largo collar provisto de un producido contrapeso. La exquisita decoración se encuentra elaborada con incrustaciones policromas, la misma no refleja carácter funerario, por el contrario representa la coronación del difunto recibiendo el poder directamente de los dioses. Esto indica que la pieza no fue fabricada para el ajuar funerario del faraón, sino en ocasión de su ascenso al trono.

El pectoral reproduce la silueta de un pilón cuyas paredes, convergentes por la parte superior, se apoyan en un zócalo decorado con 8 discos solares de oro flanqueados por signos que expresan el concepto de eternidad. El pilón se encuentra rematado con una línea azul punteada de estrellas en color oro y un arquitrabe de varios colores en forma de moldura de caveto saliente.

La escena representada en el centro muestra a Tutankhamón de pie en el centro rodeado dos divinidades menfitas en el trono. El faraón tiene un vestido emplumado provisto de una corta capa que le cubre los hombros y muestra atributos de la realeza. Entre dichos atributos se encuentran: la corona azul tripartita, el collar “usekb” rodeando su cuello, el cetro y el flagelo en las manos.

Artículo: Sara López Caiz

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.