Situado en Aghurmi, es la visita principal al oasis de Siwa junto con el llamado segundo templo de Amón de Umm Ubeidah, el oráculo de Amón en el oasis de Siwa, fue un oráculo del dios Amón (Zeus-Amón en el mundo griego) fundado por tebanos pues la representación del dios egipcio en Siwa y en Tebas era la misma.

Las revelaciones, las daban un numeroso grupo de sacerdotes (incluso se habla de ochenta).

Alejandro el Grande o Magno, lo visito en 331 a.C; el historiador griego Colistenes de Olinto que acompañaba a Alejandro menciona: Que llegados al oráculo de Siwa, el profeta de Amón le confirmó su condición de hijo de la divinidad solar y le ofreció un favorable presagio sobre sus campañas aunque su reinado seria corto, de cualquier modo, lo que allí sucedió escapa a la historia oficial.

Artículo: Bartomeu Egea Resino

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.