Compartir

Música y danza en el Antiguo Egipto

Desde el principio de la historia de la humanidad, la música ha estado presente siempre en sus diferentes facetas, en celebraciones, en la vida cotidiana, y en rituales de todo tipo. La música es una de las facetas más expresivas del espíritu de la persona.

Sería muy interesante estudiar la historia de la música desde sus orígenes prehistóricos, pero hoy, el tema que nos ocupa, es el Antiguo Egipto, donde la primera teoría musical que se conoce data del 3150 a.C. Aunque, lógicamente, sufriría cambios a lo largo de los 3000 años de historia de esta civilización, vamos a tratar de verla en sus rasgos más generales.

En sus principios, solamente se conocían instrumentos de percusión, por lo que la música tan sólo se componía de ritmos y de métrica. Estos instrumentos primitivos se usaban principalmente para controlar las plagas de los campos, o para invocar favores de la naturaleza, como las buenas cosechas, la crecida del Nilo o la fertilidad, tanto del ganado como humana. El ser humano se manifestaba ya a través del sonido de estos instrumentos sencillos, la voz y la danza, acompañados, probablemente de ornamentos y pinturas corporales.

Ya aparecen representadas danzantes, tocadoras de crótalos o de palos para chocar, en las cerámicas D-ware datadas en la época de Nagada II, de aproximadamente el 3200 a.C.

En el Imperio Antiguo se sientan las bases de la creación de instrumentos, que se mantendrán durante toda la civilización, debido a una proliferación de las artes en general, lo que no podía dejar atrás a la música. Aunque los egipcios de todas las épocas, fueron muy aficionados a la música, que estaba basada, sobre todo, en las ciencias.

Artículo: Marta Pérez Torres