Ubicado en la Place des Terreaux , en pleno centro de la ciudad de Lyon, capital de Rhône-Alpes, se encuentra uno de los museos más importantes de Francia, el Museo de Bellas Artes de Lyon, visita imprescindible para contemplar algunas de las obras maestras de la historia del arte.

El Museo de Bellas Artes de Lyon, se encuentra hoy, entre las instituciones franceses y europeas de renombre internacional gracias a la riqueza de sus colecciones y a la notable creación de exposiciones temporales, así como la participación en proyectos de asociación con los mayores museos del mundo y la organización de múltiples actividades.

Actualmente componen las colecciones del museo, más de 8.000 antigüedades, 3.000 objetos de arte, 40.000 monedas y medallas, 2.500 obras pictóricas, 8.000 obras sobre papel y cerca de 1.300 esculturas, conservadas, estudiadas, y una gran parte de ellas, expuestas al público en sus diferentes salas.

El museo fue fundado en 1801 y se ubicó en uno de los monasterios más antiguos de la ciudad, el Convento de las Damas de Saint Pierre, cuya tradición se remonta al Siglo VI, aunque el edificio fue totalmente reformado en el Siglo XVII.

Desde su fundación en el Siglo VI, hasta su total reconstrucción en el Siglo XVII, el monasterio conoció múltiples transformaciones. Por sus derechos y riquezas, fue siempre uno de los más importantes del país.

En 1659, bajo el reinado de Luis XIV, la Abadesa Anne de Chaulnes obtiene los fondos necesarios para la construcción de la abadía real. Los arquitectos de Avignon, Royers de la Valfeniere, conciben un imponente edificio de cuatro alas, organizadas alrededor de un claustro, cuya arquitectura se inspira en modelos italianos. Las obras finalizaron en 1685, bajo la dirección de la hermana de Anne, Antonieta de Chaulnes.

Artículo: Sara López Caiz / Moisés González Sucías

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.