Compartir

El Museo de Arqueología de Cataluña en Barcelona es una de las sedes del Museo de Arqueología de Cataluña, y recoge toda una serie de objetos y documentos arqueológicos que abarcan un arco cronológico que va desde la Prehistoria hasta la Edad Media, con especial incidencia en la edad antigua.

La visita a la exposición permanente y las exposiciones temporales que se llevan a cabo ayudan a comprender la evolución social, tecnológica, económica y religiosa no sólo en Cataluña sino en la Península Ibérica y el Mediterráneo.

En 1935 se inauguró el Museo Arqueológico de Barcelona bajo la dirección de Pere Bosch i Gimpera.

Fue la institución encargada de custodiar las colecciones del antiguo Museo de Santa Ágata, las del Museo de la Ciudadela, material reunido por la Junta de Museos y por el Instituto de Estudios Catalanes, y otras colecciones de procedencia privada.

La sede del Museo se ubicó en el antiguo Palacio de las Artes Gráficas en Montjuïc, edificio construido a raíz de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929. Tras la Guerra Civil, la gestión del museo quedó en manos de la Diputación de Barcelona. Su trabajo se centró en la salvaguarda del patrimonio arqueológico. Más adelante, en 1995, se transfirió la gestión a la Generalidad de Cataluña y de esta manera pasó a formar parte del Museo de Arqueología de Cataluña.

Con una exposición permanente de más de 4.000 metros cuadrados muestra a través de textos, audiovisuales, recursos didácticos, imágenes y escenografías los aspectos más destacados de las culturas del levante peninsular y del Mediterráneo.

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.

Artículo: Bartomeu Egea Resino