Compartir

La momia ingresó en la colección del Museo Arqueológico Nacional en 1925 por donación de Ignacio Bauer, que a su vez la había adquirido al museo de El Cairo. Tras llegar al puerto de Barcelona en mayo de ese año, permaneció más de cuatro meses en la Aduana por problemas burocráticos y bajo la clasificación de objeto importado.

El entonces director del Museo, José Ramón Mélida, identificó el cuerpo como el de la momia de una dama. Llegó acompañada de cinco cartonajes dorados cubiertos de inscripciones e imágenes religiosas, entre los cuales se hallaba la máscara mortuoria tipo yelmo.

El estudio de los textos de los cartonajes indica que Nespamedu fue Sacerdote de Imhotep y Médico del faraón, es decir, un importante personaje del periodo Ptolemaico (300-200 a.C.) que posiblemente ejerció su profesión en Saqqara o en Alejandría. Tras su muerte fue momificado acorde con su rango social.

Los estudios radiológicos realizados en el Hospital Universitario Quirón Salud muestran que Nespamedu tenía los brazos sobre el pecho (el derecho sobre el izquierdo) y que estaba cuidadosamente vendado.

Asimismo, entre las vendas han sido descubiertos diferentes objetos como un collar usekh, brazaletes, pulseras y amuletos, de similar material que los cartonajes.

Articulo: Sara López Caiz

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.