Compartir

La huella de Roma, protegiendo su granero, sus intereses, su provincia, se hace evidente especialmente en la protección de los caminos a las especies y al oro de África. En Kharga esas fortalezas que cobijaban a sus centurias, reinan en las colinas, estratégicamente situadas, son los Qasr (fuerte o palacio en árabe).

Pero no nos olvidemos, estamos en Egipto, estaban en Egipto, y antes allí habían existido templos o edificios en piedra, legado de los antiguos Egipcios, que los adobes griegos o romanos no han podido hacer desaparecer.

Pequeños templos, verdaderas obras de arte, escondidas, rodeadas de construcciones y de altos muros de adobe, conservan su antiguo prestigio dándole sentido al mismo viaje. Desde las lomas donde otean el horizonte, antaño enemigos, hoy invisibles turistas.

Existen unos 5 Qasr’s visitables en el oasis, de los que tres de ellos disponen de restos de templetes, capillas o templos de construcción procedente del antiguo Egipto, de los que hoy nos acercaremos a dos.

Artículo: Bartomeu Egea Resino

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.