Compartir

Todas las culturas, absolutamente todas, tienen o han tenido alguna forma de música. Y es que la música ha servido para aunar a la gente en actividades comunes, como la celebración de rituales, organización de tropas en una marcha o simplemente para coordinar los esfuerzos de los trabajadores en los campos. No podemos hablar de música sin hablar de cultura, pues ambos aspectos van íntimamente unidos.

En el presente artículo nos centraremos en la música del Antiguo Egipto, cuyos orígenes se remontan a la misma prehistoria. La música egipcia nace con una base religiosa, psicológica y cosmológica que la impulsarán hacia su función como vehículo de comunicación entre los hombres y los dioses. Pero no solo nos vamos a encontrar música en contextos religiosos, pues a los egipcios también les gustaba disfrutar de la música en banquetes o celebraciones.

Para el estudio de la música en el Antiguo Egipto contamos con tres tipos de fuentes documentales: los propios instrumentos musicales, la iconografía y el folclore actual. La combinación de estos tres elementos nos aportan una sólida evidencia de cómo pudieron ser las actividades musicales en época faraónica, aunque algunas interpretaciones aún están abiertas a la discusión.

Gracias a las inmejorables condiciones medioambientales de Egipto, se nos han conservado bastantes instrumentos musicales en muy buen estado. A pesar de ello, seguimos ignorando cómo sonaban. Obviamente los instrumentos constituyen la fuente primaria de información: estudiar los tamaños y formas, el material con que se realizaron, la disposición de los agujeros (en el caso de los instrumentos de viento) nos ayudan a generar una idea sobre las notas y timbres que estos instrumentos eran capaces de producir. Se han realizado numerosos experimentos con réplicas de estas piezas intentando recrear el sonido, aunque nunca sabremos cómo sonaban originalmente, nos permite hacernos una idea.

Artículo: Aroa Velasco

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.