Compartir

La momificación en el Antiguo Egipto suponía la conservación del cuerpo para que, al igual que el dios Osiris, el individuo pudiera garantizarse una vida en el Más Allá.

Sin embargo, no sólo se procedía a momificar a los humanos, sino que también ciertos animales recibían estos honores. Esto era así, porque la sociedad y la religión egipcia consideraban que ciertos animales representaban la esencia divina.

De hecho, no tenemos más que ver las representaciones iconográficas de los dioses egipcios, las cuales podían ser como animales o híbridos es decir, tener cabeza de animal y cuerpo humano o cabeza humana y cuerpo de animal. Desde época primitiva, en Egipto, existía un culto hacia los animales, ya que la arqueología muestra enterramientos de vacas y halcones. Así mismo, se crearon ciudades como Kom-Ombo o Crocodrilipolis en honor al dios Sobek -dios con representación de cocodrilo- o Bubastis en honor a Bastet -diosa con imagen de gato-.

Artículo: Verónica Reyes Barrios

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.