Compartir

La dinastía Lágida fue la última del Egipto independiente (305-30) y su fundador fue Ptolomeo I Sóter (305-283), Sóter en griego significa “salvador. Ptolomeo I fue el uno de los Diáconos sucesores de Alejandro. Desde un primer momento se instaló en Egipto, y renuncia a pretensiones expansionistas, para conservar el territorio.

Ptolomeo Sóter tenía un gran respeto por las tradiciones nacionales y religiosas egipcias, llevó a cabo la restauración de numerosos templos que habían sido dañados por los persas. Promovió el progreso económico general. Favoreció la implantación de una casta militar greco-macedónica en Egipto.

La población Indígena egipcia conservó su organización ancestral y su modelo de explotación económica y de implantación territorial, un cambio que llevo  a cabo Ptolomeo I fue promover la realización de censos n nomos, ciudades y aldeas.

Alejandría se convirtió en una metrópolis del mundo helenístico, fundada por Alejandro Magno, donde Ptolomeo empezó a favorecer el culto de una divinidad mixta, Serapis, en realidad se trataba de una forma de Osiris-Apis bajo una apariencia típicamente griega.

Para realizar el culto a dicha divinidad mando construir el Serapeum Llevo a cabo este culto para así favorecer una comunión religiosa de todos los habitantes del país, los antiguos y los nuevos, ya que conservaba tradiciones egipcias mezcladas con las griegas.

Fundo auténticos focos culturales como son la Biblioteca y el Museo de Alejandría, cuyas construcciones se terminarían durante el reinado de su sucesor. Además, favoreció la fundación de ciudades griegas para mantener focos de helenismo puro, en dichas ciudades, prohibió el establecimiento de egipcios.

Un hecho curioso de Ptolomeo I es que decide trasladar el cuerpo de Alejandro Margo de Babilonia a Alejandría, lo argumenta diciendo que su cuerpo debería estar en la ciudad que él fundó, además, en su honor realizó diversos sacrificios y unos juegos magníficos.

Antes de la muerte del primer Ptolomeo en el año 283 ya había nombrado como sucesor a Ptolomeo II Filadelfo quien reino hasta el año 246.

Artículo: Luis Martín Secades

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.