Compartir

La creación del mundo según los antiguos egipcios: las cosmogonías

En este breve artículo vamos a hablar de cómo el clero de cada gran ciudad intentó explicar la creación del mundo como la unión de dos fuerzas en continua lucha: el orden y el caos. Para que no triunfara el desorden, era necesaria la intervención de los dioses, sobre todo, los que contribuyeron a la formación del mundo.

La mayoría de estos relatos cosmogónicos se elaboraron en época prehistórica (WILKINSON, R. H.; 2003: 10). Las cosmogonías más importantes son las de Heliópolis, Hermópolis, Menfis, Tebas y Esna. Cabe destacar que todas ellas tienen similitudes, puntos en común, como:

– El océano primordial, que para los egipcios era conocido como el Nun, analogía del Nilo, de donde nacían los dioses.

– La colina primordial en la que se originó la vida, metáfora de los islotes de tierra que quedaban al descubierto tras la época de inundación del Nilo, donde por la acción del sol y el limo del río surgían las primeras plantas.
– El sol como ser que hacía posible el desarrollo de la vida.

– El demiurgo, es decir, la divinidad creadora que surge de la tierra procedente de la inundación. Puede tener forma de ave benu (fénix) o de niño que surge del loto.

A continuación, hablaremos brevemente de las cinco cosmogonías mencionadas anteriormente, comenzando por la heliopolitana.

Cosmogonía Heliopolitana

Según el Papiro Bremmer-Rhind, en la ciudad de Heliópolis, la antigua Iunu, el grupo creador es la Enéada, pesdyet en egipcio antiguo, que significa grupo de 9.

Esta cosmogonía considera que antes de la ordenación del mundo existía el Nun, el agua primordial, que estaba en total desorden. Este líquido fue el “el padre de los dioses”, su creador.

En la capacidad creadora del Nun nos encontramos con Atum, diluido en el agua primordial, donde estaba solo. Este dios fue capaz de crearse a sí mismo, lo que nos expresa el concepto de eternidad y su independencia.

Artículo: Alberto Fernández Boo

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.