Compartir

En la actualidad el origen de la biblioteca está sustentado en dos teorías rivales: la tesis asiática y la tesis griega.

En la tesis asiática se afirma que la biblioteca de Alejandría tuvo una notable influencia de las bibliotecas mesopotámicas, considerándolas como sus predecesoras. Las bibliotecas mesopotámicas estaban destinadas a albergar tablillas de arcilla, escritas con signos cuneiformes.

Los partidarios de esta tesis, afirman que Ptolomeo tomo parte en la expedición de Alejandro Magno en Asia, pudiendo de esta forma observar la importancia que los mesopotámicos concedían a su cultura escrita.

Por otro lado, los seguidores de la tesis griega atribuyen la fundación de la Biblioteca a Demetrio de Falero y a Ptolomeo I, a más tardar en el año 295 a.C. Se basan en que Ptolomeo no conocía el Liceo fundado por Aristóteles, mientras que Demetrio si, y la colaboración entre ambos personajes habría otorgado a la biblioteca de un espíritu aristotélico.

Demetrio era uno de los miembros más destacados de la institución aristotélica, y, además, había gobernado Atenas entre los años 317 y 307 a.C. Su gobierno se basaba en una tiranía y fue desterrado de Atenas ene l 307 A.c. Cuando Ptolomeo I Sóter se enteró, le hizo llamar y hacia el año 305-301 A.c ya se encontraba Demetrio en Alejandría. Por lo tanto, este, al influir en Ptolomeo I consigue que la biblioteca sea una creación enteramente griega, construidas a imagen del Liceo.

Artículo: Luís Martin Secades

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.