El sitio arqueológico de Karanis, nos muestra la importancia de esta población, descrito ya por Flinders Petrie (1853-1942), el verdadero artífice de las excavaciones desde el 1925 fue el extraordinario Francis Willey Kelsey (1858-1927), en una iniciativa de la norteamericana Universidad de Michigan.

Probablemente fundada en tiempos de Ptolomeo II Filadelfo, en el siglo III aC. es un tesoro arqueológico expoliado desde antaño y victima también de los sebakhins, estuvo habitada durante mas de siete siglos, siendo los restos de dos templos de periodo romano, un buen museo recientemente reacondicionado, una pequeña muestra al aire libre y la imagen de la colosal extensión, de lo que fue esta ciudad, inicialmente hogar de campesinos ex mercenarios griegos y posteriormente de veteranos romanos, lo mas significativo en una corta visita.

El templo del sur

Construido sobre restos de una antigua estructura, en piedra caliza, esta datado en la dinastía Julio-Claudia, I d.C., advocado por Nerón, aunque al parecer posteriormente fue usurpado por su sucesor: Claudio, a los dioses cocodrilo: Pnepheros y Petesouchos.

El templo esta orientado al Este, pudiendo contemplar enfrente del mismo al otro lado de lo que fue el lago sagrado, una puerta que se atribuye a Vespasiano.

Artículo: Bartomeu Egea Resino

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.