Compartir

Los relieves de las tumbas de los antiguos egipcios son una fuente valiosa para conocer un poco más de cerca sus costumbres. No solo en el ámbito religioso, sino también en el social y más en concreto, en la cotidianidad.

Gracias a estelas de ofrendas, textos de cotidianeidad, relieves e incluso restos de lo que un día fueron alimentos destinados a ofrendas para las tumbas reales, nos podemos acercar a la dieta que seguían.

La comida, era algo ritual, ya que se ofrecía como ofrenda a los dioses y antepasados, de ahí que haya una gran cantidad de representaciones de banquetes en los relieves de las tumbas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no todos los alimentos estaban al alcance de todo el mundo y no todos los alimentos podían ser consumidos por todos. Aunque bien es cierto, que la base de la alimentación desde el Neolítico, tanto para ricos como para pobres, eran los cereales, de donde se extraían los dos alimentos más consumidos en el Valle del Nilo: el pan y la cerveza. Este alimento era tan importante para ellos que para designar el jeroglífico para alimentos utilizaban: wnmt, donde se utilizaba un determinativo con forma de pan. Y si vamos un poco más allá, el jeroglífico que se utiliza para  invocar las ofrendas es: prt-xrw, donde aparecen el pan y la cerveza a cada lado.

Artículo: Alexandra Bast

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.