Ramsés II fue uno de los faraones más importantes de la Historia de Egipto por muy diversos motivos, entre los cuales encontramos su extenso reinado, sus hazañas militares y, por supuesto, su gran labor constructiva que perdura a día de hoy. Toda esta importancia sería imposible describirla no solo en un artículo si no en cientos de ellos, por lo tanto, me centraré en esta última característica para poder introducir de manera correcta el objeto de análisis que traigo en este artículo, que es su labor constructiva, sin duda impulsada por todas las cualidades del faraón que mencionaba al comienzo.

Las construcciones realizadas por Ramsés II son numerosas y de gran importancia histórica. Vemos una labor constructiva importante en los templos de Tebas, Luxor y Karnak, donde las representaciones nos muestran no solamente un Ramsés victorioso en todas las batallas, sino que también podemos observar a gran parte de sus hijos. Sin duda, no será el único de los lugares monumentales donde Ramsés dejaría la huella de los mismos. Abu Simbel, en Nubia, un lugar con un claro plano político tras la batalla de Qadesh, nos muestra también parte de su familia, y por supuesto, a su esposa Nefertari. Lo mismo ocurre con su Templo de Millones de Años, conocido como Rameseo.
Las construcciones no serían solamente de tipo templario, encontramos la tumba de su Gran Esposa Real Nefertari, su propia tumba en el Valle de los Reyes y por supuesto, el tema que nos ocupa en este artículo, el lugar de descanso para sus numerosos hijos, también en el Valle de los Reyes, la KV 5.

Respecto a sus sucesores, son pocos los datos que tenemos respecto a los hijos de Ramsés II, pero sí es cierto, que conocemos más de su familia que de la de muchos otros faraones de Egipto, sobre todo por su importancia y presencia de la misma en los monumentos del monarca, a pesar de no ser algo común dar protagonismo a otros hijos que no fueran el sucesor del faraón. Se conoce que el rey tuvo al menos treinta hijos de sus dos esposas principales, Nefertari e Isis-Nefert.

Artículo: María Dolores Martín Martín

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.