En 1974 los arqueólogos hicieron el hallazgo de una magnifica figura en bronce del Visir y gran sacerdote de Ptah, arquitecto, astrónomo y médico, Imhotep, que vivió en Egipto durante la III dinastía.

Su prestigio era tan grande, que su fama llegó hasta los griegos, que lo conocían como Imutes y le asimilaron a su dios Asclepios, el Esculapio romano.

La figura de Imhotep deificado fue descubierta en el poblado Talayótico de la Taula d’en Gaumes (Torre de Galmés), cerca de Alaior, al lado de la ciudad de Mahón, en la isla Gimnésia pequeña; Menorca.

Según (Fernández-Miranda 1981) su llegada a Menorca se podría datar en el Talayótico III (800-450 aC.).

Ahora la podemos contemplar en las vitrinas del Museu de Menorca, al tiempo de otros objetos de iconografía egipcia de indudable interés.

Encontrada durante las excavaciones dentro del recinto de la Taula d’en Gaumes en el lateral izquierdo dentro de una cista de piedra. Se encontró junto con una espátula o bisturí de bronce.

El examen técnico de su producción nos dice que se hizo en molde, no a la cera perdida.

Figura masculina sedente de bronce. Los ojos tienen incrustaciones de oro, lleva falda de pliegues, un collar rico y ancho, torso desnudo y sandalias.

En el rollo de papiro que lleva sobre la falda se lee, en la primera línea: ‘‘El que viene en paz’’.

En la segunda línea: ‘‘Imhotep, dos veces adorado, hijo de Ptah, nacido de Hrdw-nh’’.

El tipo de letra del texto jeroglífico es de época helenística.

Artículo: Bartomeu Egea Resino

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.