Estela Metternich

La estela Metternich es una estela mágico-sanadora que forma parte de la Colección Egipcia del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. Data de la dinastía XXX, alrededor de 360-343 a.C., durante el reinado de Nectanebo II. La procedencia de la estela es desconocida.

Pertenece a un grupo de estelas conocidas como ‘Cipos de Horus’ o ‘Estelas de Horus sobre los cocodrilos’. Este tipo de estelas se usaron para proteger al antiguo pueblo egipcio de animales peligrosos como cocodrilos y serpientes. La estela mágica protectora de Metternich es una de las más grandes y completas de este tipo.

Se teoriza que en el reinado de Nectanebo II, un sacerdote llamado Esatum viajó al lugar de enterramiento de los toros de Mnevis en Heliópolis. Allí descubrió ciertas inscripciones que pensó que eran interesantes y ordenó que fueran copiadas en un gran bloque de piedra. Allí se creó la estela y se mantuvo durante muchos años hasta que Alejandro Magno derrotó a los persas en Egipto y entonces fue llevada a Alejandría.

Durante más de dos mil años, la estela estuvo desaparecida hasta que fue descubierta en una pared excavada en un monasterio franciscano. La estela fue presentada al estadista austríaco Príncipe Metternich en 1828 por Muhammad Ali Pasha, gobernante de Egipto. Metternich se la llevó a su castillo Kynžvart (Bohemia) donde estuvo hasta 1950, cuando fue comprada por el Museo Metropolitano de Arte.

La estela consta de un bloque grande en horizontal, a modo de pedestal o base que está conectado a un bloque vertical más delgado con una parte superior curva. Sus dimensiones: altura de 83,5 cm y ancho de 33,5 cm. La pieza estaba hecha de un enorme bloque de piedra de grano fino, duro, gris-verdoso hecha de grauvaca. La estela está bien conservada con solo algunas pequeñas lascas visibles.

La parte superior de la estela representa un disco solar que identifica a Ra, el dios del sol de la religión del Antiguo Egipto. A cada lado de Ra hay cuatro babuinos. Al extremo izquierdo de los babuinos está el dios mensajero Tot. Al extremo derecho está el faraón reinante Nectanebo II inclinándose ante Ra.

La parte principal del relieve está separada por la parte superior con cinco líneas de jeroglíficos.

Artículo: Sara López Caiz

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.