Compartir

Escarabeos: La simbología egipcia y su significado

En esta nueva entrega de nuestro recorrido por la simbología egipcia, nos detendremos en uno de los amuletos más conocidos del Egipto antiguo: el escarabeo.

Vinculado al dios Jepri, tiene la forma de un escarabajo pelotero y representa al sol naciente como símbolo de vida y de poder.

Se lo usaba tanto para protegerse del mal durante la vida como para tener la posibilidad de resucitar luego de la muerte. En este último caso generalmente era tallado en piedra verde y se lo colocaba en el pecho del difunto para proteger su corazón y sustituirlo durante la momificación, con el propósito de  asegurarse de que no testimoniaría en su contra en el momento del juicio divino ante Osiris.

Su nombre jeroglífico se translitera como hpr y se traduce como “transformar”, dado que  los egipcios creían  que Jepri renovaba el Sol cada día tras su desaparición en el horizonte, llevándole después del ocaso a través del mundo subterráneo  para renacer otra vez al día siguiente. Jepri era considerado el dios de la autocreación y por ello su figura se asociaba al escarabajo, ya que al desconocer la existencia de escarabajos hembras, los antiguos egipcios creían que los escarabajos se autocreaban a sí mismos.

Este amuleto comenzó a tomar notoriedad en 1923, a partir del descubrimiento de un pectoral con su imagen en una de las habitaciones contiguas a la sala de tesoros de la tumba de Tutankhamón.

Artículo: Lucía Inés Merino

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.