Compartir

El tesoro de Beacon Hill

Un sendero bordeado de cedros del Líbano de 200 años, nos lleva hacia la gran casa georgiana de piedra con sus adiciones almenadas que ondean su bandera azul y grana.

El castillo de Highclere es una mansión, situada en el condado de Hampshire (Inglaterra). Las 2.000 hectáreas de terreno de la finca que ocupa el castillo están en el condado de Berkshire. Es la casa de campo de la familia Herbert, condes de Carnarvon.

Hoy es regida por el 8º conde de Carnarvon, pero nuestro pequeña historia trata de; George Edward Stanhope Molyneux Herbert, 5º conde de Carnarvon (Nato en Berkshire, 26 de junio de 1866 – Traspasado en El Cairo, 5 de abril de 1923), más conocido como Lord Carnarvon, fue el aristócrata inglés famoso por el patrocinio de diversas misiones arqueológicas y por el descubrimiento de la tumba de Tutankhamón, la KV62 en el Valle de los Reyes en Luxor, viajó por primera vez a Egipto en 1898.
Desde 1906 pasó muchos inviernos en Egipto, y no meramente como un viajero. Adquirió concesiones para excavar durante más de 16 años, cerca de Luxor, en el valle de la Reinas, en las necrópolis de la Tebas occidental, el Valle de los Reyes, y en el delta del Nilo, en Tell Al-Balamun y cerca de Alejandría.

Lord Carnarvon tanto por descubrimiento como por compra de objetos egipcios. Creó una de las colecciones egipcias más extraordinarias del mundo, con obras únicas y exquisitas. Después de su muerte en 1923, la colección fue vendida por su viuda al Museo Metropolitano de Nueva York con el fin de pagar los derechos de sucesión.

Howard Carter en su catalogación de la venta, comentó que él había dejado algunos elementos sin importancia en Highclere. Tal vez por comparación con la colección que se había enviado a Nueva York, el resto parecía menos significativo. Todas ellas estaban escondidas en armarios en el castillo de Highclere, hasta que fueron re-descubiertas por la familia en 1987.

Los armarios estrechos existentes en  las puertas dobles que unen The Drawing Room, el hermoso salón, decorado con sedas verdes de origen francés y la exclusiva The Smoking Room, que alberga algunas de las primeras obras de arte traídas a Highclere, escondieron la colección de antigüedades egipcias del 5° conde de Carnarvon.

Artículo: Bartomeu Egea Resino

Si quieres leer el artículo completo, descarga la revista completa y totalmente gratuita haciendo click aquí.