Compartir

Análisis muestran la estructura interna de la pirámide acodada de Dahshur

Nuevos análisis realizados con la técnica de detección de muones han mostrado con claridad una de las cámaras de la pirámide acodada de Dahshur, lo que confirma que el empleo de estas partículas de energía que penetran los objetos funciona, explicó el coordinador del proyecto “Scan Pyramids”.

Mehdi Tayoubi, del Instituto para la Preservación e Innovación en Patrimonio francés (que participa en ScanPyramids junto al Ministerio egipcio de Antigüedades y la Universidad de El Cairo), explicó que los análisis permitieron “observar una cámara cuya existencia ya se conocía, lo que prueba que esta tecnología (de muones) funciona”.

Asimismo, Tayoubi agregó que su equipo está “prácticamente seguro de que no existe una tercera cámara de igual o mayor tamaño” de las dos que ya se conocen en el interior de la pirámide. Los datos, presentados ayer por los expertos a las autoridades egipcias, son parte de los resultados de los análisis que un equipo japonés de “Scan Pyramids” realizó en diciembre de 2015 y enero de 2016, según un comunicado de la misión científica.

La nota destacó asimismo que la aplicación de los muones en el marco de “Scan Pyramids”, que comenzó en 2015, permitió mostrar la estructura interna de la pirámide acodada de Dahshur, situada al suroeste de El Cairo. Los muones son partículas cósmicas que están presentes permanentemente y de manera natural en la Tierra y que son capaces de penetrar profundamente cualquier material.

El pasado 17 de enero, el Instituto para la Preservación e Innovación en Patrimonio anunció que un grupo de expertos egipcios descubrió muones en el interior de la pirámide de Keops, en Guiza, a las afueras de El Cairo. Estas partículas podrían ayudar a explicar el sistema de construcción y desvelar más secretos de esos mausoleos de 4.500 años de antigüedad, uno de los objetivos de “Scan Pyramids”. En ese proyecto se utilizan cuatro innovadoras técnicas no invasivas que no dañan las antigüedades y se hace uso de nuevas tecnologías, como los drones y la termografía infrarroja.

Además, se usa la fotogrametría y el láser en todo el área de Dahshur y Guiza para hacer una reconstrucción en 3D de sus monumentos, pirámides, templos y la esfinge. Durante la presentación del proyecto de “Scan Pyramids”, se insistió en que son técnicas ya utilizadas anteriormente, como en volcanes activos y en la central nuclear de Fukushima, en Japón.

Artículo: EFE.